domingo, 30 de octubre de 2011

Hanal Pixán - Día de muertos tradición Yucateca

Hanal Pixán (Comida de ánimas o almas) - Día de muertos
Muestra de Altares HANAL PIXÁN
Hanal Pixán (en mayaHanal (Comida) y Pixán (Alma que da la vida al cuerpo), 'Comida de las almas o animas o muertos) es el nombre en lengua maya de la comida tradicional que ofrecemos a los muertos cuya conmemoración realizamos en Cacalchén, en Yucatán y en los estados de la Península de Yucatán, en todos pueblos y ciudades de origen o con influencia maya, desde el día 31 de octubre que es el día de los niños (U HANAL PALAL), el 1 de noviembre que es el de los adultos (U HANAL NUCUCH UINICOOB) o fieles difuntos y el 2 que es de todos los santos (U HANAL PIXANOOB).
En estos tiempos disfrutamos de los manjares de nuestra región como los pibes o mucbil pollo, tamales, dulce de camote, de yuca y de macal, chocolate, atole nuevo, panes de muerto, flores en los altares, rezos, fotos antiguas de familiares muertos, imágenes de santos, sin olvidar la visita a los cementerios o campo santos para depositar velas o flores en las tumbas de los que se fueron al otro mundo, en fin todo lo que nuestros ancestros nos dejaron como costumbres y tradiciones en estos tiempos de “día de muertos”

Altar con los pibes - Hanal Pixán
Tradición maya-yucateca que no debemos perder en nuestro municipio a pesar de la modernidad y consumismo constante de otros países.

Recopilación y adaptación: Felipe Homá M.


Recomiendo esta liga sobre el "hanal pixan" muy completa: http://www.mayas.uady.mx/articulos/pixan2.html


Datos e historia:

Orígenes:

La celebración del Hanal Pixán o Comida de Muertos encuentra sus raíces en costumbres traidas por los evangelizadores católicos y ciertos rasgos mayas prehispánicos. Al correr los años, esas o sus costumbres fueron sufriendo cambios con la llegada de los conquistadores y los misioneros, que adecuaron las antiguas tradiciones a las creencias religiosas y que son las que conservamos hasta nuestros días. Los orígenes de esta celebración o costumbre se remontan al año 835 en que la iglesia cristiana designa el día 1 de noviembre como el día de los santos difuntos cambiándolo, luego en el año 1222 en el concilio de Oxford en Francia, al día 2. Sin embargo en no pocas poblaciones mayas las ofrendas a los difuntos se realizan a los ocho días de las fechas "oficiales" o bien al finalizar el mes de noviembre.

Costumbres mayas prehispánicos

Por un lado los mayas no tenían una fecha fija o establecida para celebrar o conmemorar a sus muertos en lo general. En consonancia a la costumbre de enterrar a sus muertos al interior de los basamentos de sus casas, o aprovechando oquedades como cavernas o grutas, cuevas e inclusos cenotes y en casos extraordinarios construyendo edificios exclusivos para conservar cadáveres de personas especiales, los mayas prehispánicos les rendían a diario algún tipo de ofrenda a sus antepasados muertos en espacios designados al interior de sus viviendas. Fray Diego de Landa hace una breve pero rica descripción de la disposición de un altar dedicado a muertos evidenciando la importancia de la presencia del difunto mismo en ese espacio, por ejemplo utilizando una figura de barro en cuyo interior se depositaban las cenizas de un antepasado. No existía la idea del regreso de los muertos en ninguna fecha, al contrario, se sabe que existía todo un peregrinar entre los niveles del yaxché (o ceiba, árbol sagrado) para alcanzar su destino final, según sus actos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias...!!!